lunes

EL CONTEXTO DE UNA POÉTICA POSIBLE.

A la hora de enfrentarse a un texto poético parece conveniente tener en cuenta, al menos, que: 1º-El poeta es coautor de un texto abierto, incomprensible si el lector no lo completa. 2º-Cada texto poético inaugura nuevos contenidos y crea nuevos significados. 3º-Todo texto poético miente respecto a la realidad de lo que muestra. Es una creación. Veamos tres citas al respecto.
La primera cita, de Michel Montaigne, dice así: "La palabra es mitad del que la habla y mitad del que la escucha।" Hace tiempo que tenía esta idea de que el lector, especialmente el lector de un poema, es también autor del mismo. Pero hace unos días, en una cordial tertulia con amigos poetas, músicos, dramaturgos etc, algunos generosamente leyeron algunos poemas míos en voz alta, y aunque no se debatió sobre los diferentes significados que cada poema encerraba, el mero hecho de oír lo que había escrito un día, con otra voz distinta, desde un centro cordial distinto, en un contexto distinto, me sorprendió tanto como si de un poema extraño, oído por primera vez, se tratase. Fue la confirmación de que cada uno de los poema leídos pertenecía tanto al lector como a mi que los escribí.
La segunda cita es de Yuri L. Lotman: "A cada uno la verdad se le descubre en la medida de su capacidad para contenerla." Más allá del contenido epistemológico que sin duda tiene la frase, a mí me interesaba destacarla no para resaltar la dificultad de comprensión que algún poema del libro pueda tener para algunos lectores, sino poner en evidencia que también la lectura de un poema, en muchas ocasiones, exige dotarse de un instrumental teórico como palanca que nos permita entrar más allá de la primera lectura, habida cuenta de que un poema, en tanto que texto poético, es una creación ex novo, en cierta medida, por más que el uso coloquial de las palabras, todas polisémicas, nos induzcan a lo contrario. Y nada pasa si no se entiende, alguno o muchos poemas. Un amigo, profesor de física, y yo, hemos llegado a respetarnos y querernos, a pesar de que ni yo entiendo nada de física quántica, ni él entiende por qué considero a Cernuda un gran poeta.
La tercera cita es de Umberto Eco: "Si un signo no sirve para mentir, en ese caso tampoco puede usarse para decir verdad." Más allá del significado semiótico al que nos induce Eco, en este caso pretendo que el lector atienda a lo que el poema le sugiere y no se deje encandilar por lo que el poeta propone. Entre otras cosas porque el poeta, como cualquier autor, es un farsante que nos cuenta emociones, imágenes o colores que probablemente casi nunca ha experimentado, como tampoco el actor que interpreta a la perfección a Ulises, estuvo nunca en Troya y apenas sabe por qué rincón del globo cae el mediterráneo oriental. Se trata, pues, de ver el poema en tanto que poema como una creación, por tanto algo distinto a lo conocido, y segundo reconocer la pretensión del poeta en ser, más que un notario, un mago.

viernes

BLUES DE LA CORISTA QUE NEGÓ A PICASSO Y SE ENAMORÓ DEL VIRTUOSO DE LA BALALAIKA, SIN PENSAR QUE NUNCA SUPO DEL OLOR DE LOS RECUERDOS.

“Tú ya no estás aquí ni tu saludo
llega a mí, peregrino. Nunca dos
veces el gozo se revela.”
Salvatore Quasimodo


¡Qué magia la del ritual del encuentro.!
Los colores apacibles que bailan,
y las verdades que nacen de otras
que nos maniatan el canto, la pena,
y atentan al orden de los recuerdos.
Tantas veces te abraza, tantas huyes
confundiendo caricias y sus reflejos
soñando en el exilio de tu mundo.
Cerca tienes miedo, lejos angustia.

jueves

REENCUENTRO DE DEMÓCRITO CON GUILLERMO DE OCKHAM

"Déjame confesar que somos dos
aunque es indivisible el amor nuestro".
W. Shakespeare


Como el viejo que renuncia a su manera de mirar acercando la distancia porque si ésta crece el amor se apaga y los aros de luz rosa tiñen el viento coronan el ansia y se cobijan en el terso misterio de sus cabellos tan explícitos siempre como la nieve blanca que sobresale en el bosque recatada como su deseo sujeta al tiempo incógnito a la frente abierta de recuerdos quebradizos y aún así dobladas las rodillas ante la ley del universo impávido e insensible como un dios que supo de los placeres de la cuna del alivio del eucalipto para huir del espacio común hasta refugiarse en la palabra contra lo desmedido buscando la verdad que toda mentira encubre allá donde el rubor de los límites trascienden las conexiones un día ágiles hoy dormidas tensas contenidas en la distancia como sus vidas y las nuestras porque todos los que lucharon contra el padre murieron y sus pavesas rojas asombraron a los ángeles y el polvo se amasó una vez más con las lluvias de abril dorándose con el oscuro aliento romaní inocente como el beso que nos inicia en el amor pánico en el vuelo de apareamiento así y para siempre únicos

KADARÉ, GRAMSCI Y EL INTELECTUAL ORGÁNICO

Conocí al poeta y escritor albanés Ismail Kadaré, en la Gran Plaza Central de Tirana que lleva el nombre del héroe Nacional del Siglo XV, Skanderbeg, tambien llamado Jorge Kastriota. Nos regalo una edición albanesa en rústica traducida al italiano que tenia a mano de "El general del Ejército Muerto". En España, Plaza & Janés había publicado en 1973 una traducción del francés. Conversamos durante más de una hora en la terraza que había delante del Teatro de la Opera, tomando café y chapurreando francés. Hablamos del compromiso social y del escritor en la transición política que se había iniciado en España y la previsible en Albania. Fue suficiente para descubrir una persona huidiza, introvertida, extremadamente culta y muy inteligente.
Algún crítico ha señalado la semejanza de algunos pasajes de sus novelas con lo mejor del aire simbólico de Kafka, asi como sus espaciales y amplias metáforas. En realidad, las primeras novelas de Kadaré una gran metáfora o caricatura de la sociedad albanesa durante el Siglo XX, como la del "General ...".. y de los orígenes de su historia de Albania como pueblo,"Los tambores de la lluvia ". De ahí que le consideren algunos el Homero de la literatura albanesa.
Protegido frente al Aparato del PTA, por el entonces jefe del Gobierno Albanés Ramiz Alia, con quien habíamos mantenido una entrevista política, Kadaré siempre ha sabido mantener su independencia del tutelaje político e intelectual de la URSS, después del PTA, aprovechándose de la necesidad del régimen comunista albanés de ofrecer una cara amable y culta frente al exterior, y del reciente paso a la democracia. Kadaré, pese a haber figurado como vicepresidente del Frente Democrático Albanés, no fue nunca abiertamente antisistema, ni intelectual orgánico al estilo gramsciano, en ninguna de las tres situaciones políticas de la Albania que ha vivido. Fue y es buen ejemplo del compromiso con la cultura de su pueblo más allá de los regímenes políticos que le tocó vivir como albanés.

viernes

PAVANE POUR UN AMOUR DÉFUNT

"Si vas a emprender el viaje hacia Itaca,
pide que tu camino sea largo,
rico en experiencias, en concimiento."
K. Kavafis


Y tocamos fondo y se disiparon
los monstruos que nos atenazaban.
Al fin pudimos, de nuevo, ser libres.
Desde entonces, en personal camino,
tendidos sobre las colinas de los valles
volvimos a los orígenes, con la luz
que un día nos convocó recíprocos.
Nada que ver con la luz del balcón,
o con aquella que nunca pudiste ver.
Ni los ángeles azules invocados.
De nuevo solos frente al sudario,
carcomidos los amores pasados,
tus besos vuelven calmos y afables.
¿Habrá llegado el día de conocerte?.

POR QUÉ PLATÓN EXPULSÓ A LOS POETAS DE LA REPÚBLICA.

"Deja de perseguir el lugar
donde aún florece la rosa tardía".
Q. Horacio Flaco.

Con el otoño llega el tiempo
de ordenar los vacíos y la palabra.
Si al menos, al final de la aventura,
volvieran, fugaces si quieres,
la sonrisa y el asombro,
tal vez, entonces, tuviéramos un respiro
en esta larga caminata, hoy sin norte,
siempre de vuelta, sombra de la luz.
Deberíamos, un día de estos,
hablar del obligado exilio,
de la nostalgia y las mareas,
antes de zarpar hacia el desarraigo.

jueves

CORRE,CORRE, NIÑO DE ARENA

No recuerdo que acertado autor ha dicho que el poeta es un ser que conservó los ojos de niño. Es tan pura y exacta esta definición que su tono axiomático hace inútil cualquier discusión sobre ella. En verdad, hay tal correlación entre el poeta y el niño, que su expresión es dialécticamente idéntica. Los gestos y las palabras de los niños, las anécdotas de la infancia, tienen en si una virtud incomparable, y que sólo algunos elegidos saben cantar, hacer poesía de ese tránsito por la infancia y de algunas de sus dramáticas situaciones, generalmente procedentes del mundo de los adultos en el que les ha tocado vivir, sin elección posible.
En 1936 Vicente Aleixandre escribió una dramática oda a los niños muertos por la metralla de la aviación fascista en Madrid:

“Pequeños corazones, pechos difuntos, caritas destrozadas.
No los miréis; oídlos.
Por la ciudad un río de dolor grita y convoca.”


En 1939, desde la cárcel franquista, Miguel Hernández escribe para su hijo “Nanas de la cebolla” perteneciente a su mejor libro “Cancionero y romancero de ausencias”:

“No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre.”

Son dos ejemplos, entre tantos, del sentimiento que los niños que en nuestra cultura representan la inocencia, el futuro, la ausencia de responsabilidad frente a los horrores del mundo organizado por los adultos, suelen despertar en los poetas.
Recientemente la editorial Baile del Sol, ha publicado un poemario del poeta Antonio Martínez i Ferrer, “Corre, Corre, niño de arena” inspirado en los bombardeos Yankis sobre las ciudades de Iraq. Probablemente, el mejor libro de Martínez, alcanzando en algunos poemas altas cotas expresivas y técnicas que lo sitúan entre los mejores de lo mucho que se ha escrito sobre la barbarie de la guerra y sus criminales consecuencias sobre los niños.

"La metralla
buscaba corazones
donde pernoctar."

Para los que os pille cerca, os recomiendo asistir a la presentación de este poemario en Valencia el viernes día 18 de septiembre a las 19,30 h. en la librería Primado, en la Avda. Primado Reig, 102. Valencia tel. 963616064:
libreprimado@hotmail.com
La presentación estará a cargo de los poetas: Enrique Falcón y Viktor Gómez.

miércoles

LA ESTRELLA DE CARNE BAJO LA BÓVEDA DEL TIEMPO

"Miró caer la nieve sobre el desnudo ramaje
y la sombra del asesino en la penumbra del zaguán".
Georg Trakl.



Hay cosas que no se dicen y que pervive su lealtad.
Como citas aplazadas, desafíos menguados y silencios
trascienden, suaves, la sonrisa oculta y el exilio.
Son, quien lo diría, el acceso al derrumbe de los días.
Ten siempre flores a mano y cuídate de los visillos
opacos entre nómadas, de los signos de cinco puntas,
del eterno sueño de cuando fuimos niños, y danza,
deja que nos diagnostiquen, que terminen las clases,
que de nuevo vayamos a robar tomates al campo.
La furia irreverente del olvidado, el impacto de su sed,
el mural que preside el café de nadie, las destrezas
que nos desinhiben, todo cuanto perdemos al vivir.
Como ves, todavía esperamos, del cieno de los rezos,
que las palabras se ensarten en la hoja o en el olvido.
No sé en qué momento sucedió pero empecé a quererte
y me conformé a tus pechos, a tus salmos, a tu pubis,
a tus homilías, al escondite y al ardor coronado.
Fuimos iguales en la lucha y diferentes en el amor,
por eso, pese a los eslabones rotos, igual que un verso
en nuestro poema, me disuelvo cuando amaneces,
o tal vez convertimos el medio en necesidad vital
y una relación pastoral en el roce de tus sueños y mis días.

jueves

CRITICA DE LA RAZÓN PURA O LA DULÇAINA DE JUAN DE MAIRENA

“de esta segunda inocencia
que da en no creer en nada”,
Antonio Machado



Desde entonces cabalgamos tantos mundos
como puertas abrimos.
Clausuramos la esperanza espoleados
por la desesperación
y todo terminó con cinco tiros,
tres plegarias y una mar abierta
por donde se perdió el privilegio
que ensancha la historia.
Recorrimos tantas noches como espasmos hubo
por los espacios vacíos subvertidos
que aún resuenan.
Qué impropios y diminutos,
tantos proyectos hacia el silencio
entrecruzando nuestros caminos,
las manos fueron testigos de nuestra esperanza
y sumamos las cercanías que construimos
separadamente, ahítos de trascendencia y decoro.
Todavía se me nubla el cuerpo
y te dispersas en los recuerdos
y los limpios amaneceres
que sobre tu piel depositan los áridos besos
del bonito sueño que rodeamos
de geranios rojos, de rosas aladas, fugaces,
y en vano tratamos de encontrar
un código común, abrazarnos a tientas,
compartir, navegar por la orilla de tu mundo
sin desertar del mío, ciego,
porque siempre anochece
y me basta con saber que sigues ahí,
que aún me recuerdas desde el envés de tus cabellos
con los que amamanté mi futuro,
huyendo de la orfandad de elegir
entre las sendas que cada día abría
el amor presentido, inevitable estancia,
donde vinieron a reposar los días desenfadados
y primitivos como el pan y la leche,
el manantial y el regazo o ¿porqué no?,
como el carrusel y la bruja,
la soledad de ida y vuelta,
o la convicción de ser prisioneros
a la espera de saber de quien y dónde,
qué extraña luz ata tu verso y el paraíso.

sábado

MATERIAL DE DERRIBO.

Aquella fue la guerra más extraña jamás contada. Todavía hoy, los historiadores no saben qué decir de la misma, tal vez porque, como siempre, los que la ganaron que son los que deben dar la líneas maestras del discurso, prefieren difuminar su victoria. No por vergüenza, no...sino porque la explotación del éxito pasa por seguir difundiendo que no hubo guerra, y si la hubo la ganamos todos.
Pero quedan datos no aclarados, que nos hacen pensar y nos sitúan en el centro neurálgico de la historia. Algo así como cuando el capitán Peláez, se cuadró ante su coronel y le dijo:
“Mi coronel, siento decirle que con tantos cambios tácticos, yo y mis hombres ya no sabemos quienes son los nuestros”.
Nada se sabe respecto a qué contesto el coronel.

viernes

SATURNO Y LA TRAVESÍA DEL SINAIA

“Porque no es lo que importa llegar solo ni pronto
sino llegar con todos y a tiempo”
Leon Felipe

La envidia de la muerte os va tragando
y devora mis recuerdos.
Es como si me despertase trenzado
y a caballo del cansancio,
las miradas tránsfugas y la vigilancia
del beso que duerme, de la caricia
que reiteradamente muere dormida, insensible.
Tanta mar por medio,
dueños de las tres dimensiones
os dejaron desnudos frente al odio de la vida,
del llanto y las candilejas, abriendo el debate
en los extremos de la nada y el infinito.
¿Cómo separar lo que hicisteis de lo que sentíais,
tan libres fuisteis?.
Qué titánicos quedan hoy vuestros hechos
y mis palabras qué pobres, pero aún sois
el contrafuerte de nuestra vida,
el aderezo imprescindible,
y vuestro destierro nos deja
como una caricia que golpea y nos invita,
nos devuelve a los orígenes,
a la obscenidad del sufrimiento,
al dolor de la brasa, sangre cuajada,
oscuro fermento de nueva vida frente
al ferviente vampirismo
del leviatán enajenado, mutilado.
Todavía sois la supervivencia del mito
y amanecéis en cada parto.

JOCS DE FOLÍA PARA VIOLA DE GAMBA.

“Solamente sé que los caminos
de retorno están cerrados”
Celso Emilio Ferreiro

Sin que nadie nos diese una explicación,
observamos que el horizonte ya no huía,
las dádivas de cada día quedaban prisioneras
en el recinto del amor, se dormían,
y entre las manos, como una naranja violeta,
sus muslos nos sorprendieron, deslizándonos,
cogidos del vértigo en ruinas,
del amor a la desesperanza.
Siempre creímos que habíamos ganado
la batalla de qué era la verdad,
pero la hambruna nos dice que perdimos
al decidir quien la administraba.
Fue como cuando, atentos a lo que nos dicen,
olvidamos lo que callan, o las palabras ausentes
que ordenan las instancias del universo y del barrio.
Algunos, los más valientes, conjuraron los poderes
para evitar las prohibiciones
y a despecho de la rabia,
fuimos nómadas en nuestra tierra,
fugitivos de nuestra casa.
Vaciaron el significado y nos dejaron
la rutina de la palabra que nos precede.
Limpiamos con miel y aceite las huellas,
pero quedan las alucinaciones y el llanto,
todo lo que llega desde donde los muertos
guardan la memoria y alimentan el futuro.
Aun así, hemos sobrevivido,
fue suficiente unir la sonrisa y el almendro,
la palma y el alacrán, la luz y la mirada
y tantas cosas que nacen al nombrarlas,
la suave mesura del código babélico,
la nota musical que nos convocó,
el conjuro de las sílabas del desierto,
el eterno abrazo de los vivos y los muertos,
la estación lila donde vive el poema y el recuerdo,
y la redención del orden que nace del caos.

sábado

HACE TIEMPO QUE TE ESPERABA... -DIJO MARLOWE-.

Levantó los ojos hacia las estrellas y las estrellas
admiradas por tanta belleza perdieron pie
y rodaron por sus mejillas donde con envidia
las he visto oscurecerse
Ben Al-Labbana




Tan liviana como imprescindible,
ni cerca ni lejos, ni mar ni cielo,
mujer de mil deseos, aún dormida,
contrafuego del sexo blanco,
llegas desde el placer de la palabra,
como la sal mineral sobre el fuego,
huyendo hacia mis brazos,
como el alba en la noche, disuelta y cautiva,
como el beso de la joven madre viuda.
Perdidos los horizontes,
te acomodaste sobre mi tiempo y mi espacio,
serenaste los espejos, encendiste las vueltas
y al conjuro de tu sonrisa, religiosa y pagana,
abrimos el insomnio de las rosas negras,
me tomaste, te sumergiste paciente en mi vida
y quebraste la queja del viento,
huésped del gozo cansado de los sueños.
Un sortilegio del presagio fuiste.
Olvidado de tu piel, aturdidos tus tempranos
quiebros, me desplacé discreto
como la arena disuelta y cautiva,
enamorado del origen de tu vientre,
de tu largo mirar café,
de tus alargados deseos adolescentes.
Y aún reclamo la indulgencia de tus pechos,
tus aturdidos amaneceres,
la blanca constelación huidiza
del perfil de tus ojos fronterizos,
el gozo de tu sometida carne,
hasta tapiar los mares.
Y te espero, desnuda y sin raíces
sobre el lecho del río de la ruina y su parpadeo,
fraguada en los recelos y las distancias,
oliendo a manzana verde.
Y te amo porque miro donde todos miran
y veo lo que nadie ve.

VAMOS A CONTAR MENTIRAS, TRALARA...

Después de participar en una charla sobre poesía y comunicación, he releído algunos poemas míos, ejercicio bastante inusual, y he tenido la impresión de que, más que un poeta soy un poco farsante (de farsar). Es probable que este sea el fondo de un tema importante.
Me refiero a si el poeta, cuenta y canta hechos y situaciones anímicas imaginadas, construidas mediante palabras usadas y abusadas, con algún que otro apoyo en su vida real o la del vecino; o si, como se suele entender por la mayor parte de lectores y críticos, desde el romanticismo del siglo XIX hasta nuestros días, el poeta es un ser hipersensible, cuando no un sentimental, que ha vivido “mucho” y que además tiene el “don” de saberlo contar.
En este sentido último, sé de algunos, que se llaman poetas porque escriben “poemas” y que buscan la inspiración en trances de su vida y para dar contenido, en ocasiones tratan de vivir situaciones límite para emular a poetas como Villon, D. Thomas, Baudelaire, Rimbaud, Panero etc., consiguiendo únicamente algunas líneas/versos bien pobres y una cirrosis opulenta, y otros que se inclinan por tomar prestados recursos de agi-pro. Pero bueno, quien sabe...
Supongo que, también en esto del quehacer poético, cada “maestrico tiene su librico” y en última instancia lo importante es que el poema nos diga algo “poético”, aunque tenga una vestimenta prosaica y apenas nos deje ocasión y excusa para entender algo diferente de lo que el poeta ha querido comunicar.
Pero ya se sabe, nada es casual, y seguramente a mí me marcó un poema/canción que me hicieron leer a los siete años, para poderla cantar con mis amiguit@s y que decía:

Ahora que vamos despacio
vamos a contar mentiras.
Por el mar corre la liebre
por el monte la sardina...

Es un suponer, claro..

jueves

DERIVADAS DE LA TEORIA TRIANGULAR DEL AMOR.

"No tenemos nada que decirnos, de tal modo
estamos uno tan en el otro"
Pierre Louys



Vengo del mar, allí todavía nos une
su envoltura, y el empuje de sus olas
me recuerda el tacto de tus pechos.
Pero no de un mar, no... hablo de nuestro mar,
del único, en el que tantos dioses
han sido vulnerados por el tiempo
y miles de naufragios de soles reposan
en brazos de la luna,
como suspiros azules perdidos
en los senderos de la vida.
Qué quieres...¡¡, me seduce la ruptura del mar
en tus ojos, inquietos como la vida,
profundos, como un largo desaliento.
Eres sólo fruto, sirena amarilla, rojo delfín,
mujer sagrario, pero me puede la frescura
de tu vientre y el rango de tu sueño.
Acepto compartir tus muslos con los astros,
arriar pasiones, y aunque sé que llegas
como la turbación de la brújula celosa,
no puedo renunciar a ser hijo del sol,
de la nube blanca, de la siembra,
del sudor, del agua, del deseo y la osadía.
Contigo sucedió lo inimaginable
y abortamos lo inevitable;
somos la metáfora del absoluto,
el espacio del disturbio,
y me importa, no el rayo silente,
sino tú cuando lo miras.

miércoles

EL DESVÁN DE HERÁCLITO Y LOS CUATRO ELEMENTOS.

“Los cuatro elementos primarios
dan forma a mi existir:
Un cuerpo sometido al tiempo,
siempre ansioso de ti.”
Luis Cernuda.


Azul cobalto y verde olivo,
nacidos del fuego de tus manos,
de la maldición de ausencias,
del mar que nos une,
del placer del dolor consentido, velos cíngaros,
noches morunas, ánforas, caracolas
y el solano por venir que persiste
como tierra apremiante, diversa, testimonial.
Mujer excesiva. Mágicos tus ojos,
espejos del eclipse de tus carnes solícitas
de rebelde lujuria, me guían certeros
hasta el apátrida reverso y al trasluz se deslizan,
se pierden en la angustia, inauditos
en la parquedad de tu vello,
en la beligerancia de tu vestido.
Arco lunar me recuerdas,
pero adolescente y moreno de dolor.
Tus manos sujetan mis mejillas
y me elevan hasta tu boca,
pero tu voz me devuelve a tu pubis y tu aroma
al seno de la tribu, a las noches revueltas
por la estrella y el amaranto de los tiempos.
Alfarera de sueños y esperanzas,
de pupilas asombradas, siempre emergentes,
orilla de los faros del desorden nocturno.
Azul cobalto y verde olivo, colores que nos llevan,
fugitivos, a la frontera de tu talle sereno,
mientras la orfebrería de tu blusa,
hace carnal el poema
y convierte en comunión la proximidad.
Me pierdo, sí, me pierdo, a mi pesar,
en tu recuerdo y su futuro,
amagando señales de que sigo vivo
desde hace tiempo,
en el desorden sorprendido
por no saber cómo conocerte sin destruirte.

domingo

EL VÉRTIGO DE LA PALOMA Y LA SIBILA DEL RHIN.

“¿No están ustedes muertos?”
Juan Rulfo

Como la profecía que se autoconstruye como el sistémico orgasmo como el vértigo de la paloma ante el relámpago y la futura distancia años después siglos suenan tus voces compartiendo la cercanía un dolor de mujer urgente y unas tierras conformadas crearon el espacio donde se amontonan las tribus las caricias perturbadas abdicaste de tu frondosa belleza temerosa del beso anónimo y no supiste encontrar el instante en el que tu amor era necesario fuiste a lo sumo objeto en el discurso papal nunca hembra y todavía hoy los dilemas se resisten irresueltos como rescoldos sin apenas acceso al desconsuelo de la sequía del vientre mutilado seco quedo tu cáliz sin alumbrar vida placer esperanza y poder seguir erguida derramarte generosa escondido el desaliento como tantas pergeñadas en el barro fuiste fugitiva del orgasmo cabalgaste los torbellinos del inconsciente las pasiones obscenas como la rosa de jericó fresca y dormida a tus pies silenciosa y antigua amoral por exceso fuiste un síntoma de la brutal razón del indiscutido.

MOTETES DEL AMOR PERDIDO.

“Hacíamos el amor como dos místicos que se juntan para tocar sonatas”
Julio Cortazar

La primera vez fue un desliz la segunda una incredulidad como si imprescindible fuera la exaltación del recogimiento junto a la vuelta del aliento y el magisterio de tu imagen así tu gesto simuló y ordenaba hasta hundirnos en el concierto los deseos encubiertos de tus pechos desasidos y marginales esparcieron tu mirada sobre la inmensidad y los retoños nada fue tan banal como tu efervescencia o el repliegue de tus mejillas pegadas a mi pecho ni tu mundo ancho tan ajeno buscabas y encontraste un niño cruel limpio y enamorado y aún saciado y desnudo me pregunto qué pájaros me llaman por qué tu guiño fue tan generoso y mi testigo tan fugaz como el parco patriarca de todas las pasiones sin contornos como el aliento del beso distendido sobre una cama inverosímil niegas que me amaste porque sin pasado no hay futuro y fue que de tanto vivir la vida volvimos al pastiche al tumulto tú que adoraste a dios para dar vida al diablo incapaz de llegar
trivializaste el camino cómo saber de mí con palabras ajenas.

martes

HUIS CLOS, ESENIN, HUIS CLOS...

“Seres son que se lleva el viento”
François Villon


Quisiste impunemente llegar a la verdad y se precipitó la historia pero llegarán con el calor el vino la cuchara y una mirada limpia de momento todavía hoy una canción rosa es obscena impúdica y el desnudo manto de los pecados cubre el perfecto suspiro del beso rituales de anónimos futuros niegan el pasado embridan el vendaval como el grito y el hambre del vigía sobre cielo rojo y tierras negras en el alero de las turbaciones de tu verso quedó el símbolo tu sonrisa la palabra todo lo que es real el futuro que redimirá el pasado enhebrando la osadía de robarle a la muerte cada noche un nuevo día con la muerte de la risa y el olvido quisiste ser el límite de la turbulencia y aunque tantos fuisteis un único fuego cada cual ardió a su manera de tan tierno y rojo fuiste disperso y sucesivo hasta romper las normas pero todavía hoy las olas nos devuelven los rumores de tu ida vándalos de la vida sigues siendo un interlocutor inevitable Esenin.

viernes

À TOUT JAMAIS, HEBERTO PADILLA

“Todo es prodigio por añadidura”
Jorge Guillén



Ahora que titubear podría considerarse una derrota desde la luz de la sombra
me reitero vivo mecido por el moreno vaivén de sus pechos macerado por las urgencias urdidas en la trinchera digo pues que la falsa concordia nacida de la paz es el eslabón final que languidece azul claro susurrando espacios donde sumamos verbos nidos que se disuelven enajenadas violetas ay Heberto desde la esquina de la historia pavonean polvos viejos plumas y cantos rodados conformando el remanso fin de trayecto ni jauría de orgasmos ni gaviotas negras solo tardes bordadas espacios de aurora de lino como si descansara el vigía durmiese el agravio y la complicidad del salmo con la carencia nos abocase al silencio un canal de risas vivir desde la trashumancia luz a la luz como si el final estuviera en el principio y nunca más lo sólido se desvaneciese en el aire el deshielo nos dejó desnudos y sin historia había que detener el torrente sin maldecir la lluvia y entre tanta mugre ordenar el nuevo caos tal vez no supimos que lo necesario no era lo conveniente demasiadas renuncias para superar la pena amigo.

jueves

THE HOUSE OF THE RISING SUN.

"Soy el hombre,
el hombre que aprieta el gatillo y mata la emoción
para vivir mejor".
Joyce Mansout.

Roto el pacto del sinaí perdidas las noches de Rokha cómo encontrar la frontera entre sus muros y nuestras manos si Brueghel miraba y Pink floyd dormía el caligrama de los sueños muchos años caminando y aún hoy nos perdemos en su bosque y nos quedamos absortos en sus ventanas nos ciegan sus excesos sus miles de espejos sucios que alumbran nuestros vivos desvelos tan humanos fuimos con sus destellos cuántos mundos huían de los que fuimos puertas y ahora no sabemos qué posada qué descanso ofrecían en qué estancia pudimos ser huéspedes aún así después de tantas lunas qué extraño saber de la soledad que compartimos tantos para llegar a la meta sin atender al camino tratando de subvertir el presente y acomodarlo al sendero que nos lleva de ser héroes a terminar como víctimas hay días que nacemos únicos tan solos que nos asustan los largos descubiertos que adornan nuestra corta historia y nos aventamos solemnes como la mies en la era desenfadados como un obradoiro desierto como la corteza de la miel del clan cuando la luz se apague y la ciudad caiga volverán áureas bandas y los vientos del sur nos llevarán a los tres caminos de una sola puerta.

martes

PERO MCLUHAN NO LEYÓ A PELLEGRINI.

“miró el río que se deslizaba por una pendiente
siempre hacia abajo sin dejar de estar alegre y canturrear”
Simone de Beauvoir

Nunca sabremos si fue el amor o la palabra que lo nombra pero contemplamos la travesía como un amor provisional tú desde el recuerdo yo desde la esperanza como siempre fui un aborigen de la pena y el hambre fue tu blusa niebla sin piel como el día corto enojado y deseante como la propia noche leve del moribundo gris que se acomodó a tus pechos y desató un requiebro eludiendo tu sonrisa la libertad en precario de la estancia donde vinieron a reposar nuestras prófugas identidades algo sucedió desmedido y tosco la tarde que rozó tu verbo la serenidad del último beso la luz que la sal refleja establecimos contornos distancias y quedamos frente a frente como el alba que espera para nacer la expansión de la infancia las pasiones obscenas viajaron como agua a la deriva temerosas rebeldes acopiando aprecios referentes veladas y tu adiós fue tan plano que no volvió segó el horizonte o puede que de nuevo prójimo solo fui un atavío invernal.

jueves

EN CAFARNAÚM, CON FLORENCI CLAVÉ.

"Somos dos para el campo y el ensueño
y dos en la canción siempre de vuelta".
L. F. Vivanco

Un día dejamos la metafísica los colores y el versículo y nos maridamos con la verdad de la calle nos sumamos a un largo camino que venía de lejos con una antología de inhibiciones sobre el hombro nuestra esencia se disolvió en la estancia abierta aquella donde si nos excluíamos nos condenábamos ecuménico fue el trasunto de nuestra vida y convivimos con la luz indolente joven y apiñada saboreando la corteza de la miel del linaje y buscando nuevos hogares para amasar el pan pero cuando llegó la muchacha Aldebarán ya era viejo y apenas pudimos gozar el cálido aliento de los dulces abiertos tal vez fuimos como el fuego que alumbra y no calienta o puede que como la roja lumbre terminó plano y gris hijos de nuestra tierra y nuestro tiempo nos apareamos como las hetairas de Roque Dalton y su intenso azul cómo decir que la vida pudo ser un malentendido no no se excedió la utopía fue que nos abandonó la razón y hubo que trenzar los silencios de la otra historia de dios qué más da saber ahora que el camino venía de Cafarnaúm.

martes

OTRA NOCHE MÁS, JOYCE.

“El día conjura los dioses blancos de las tinieblas”
Leopold SSenghor

Aún no era tiempo de que cada cual despertase del sueño anochecía hubo que vivir con el alma puesta gatear por los besos beber llantos mirar al horizonte trufar risas confundirnos con el paisaje gris nos mecimos en la dádiva opuesta del burdel milenario macerados como hijos de la tierra prometida cada cual se descarrió como pudo tratando de desvencijar los sueños sin saber qué nos hizo singulares tuvimos miedo de la angustia anónima vagabundos por tus alrededores y cabalgamos al genio de umbría hasta encontrar el límite el delirio

sábado

QUÉ VERDE ERA MI VALLE, BUKOWSKI.

“Todos los pequeños dioses han comenzado a llorar
pero di adiós ahora y sal al mar”
Wystan H Auden


En aquel valle hubo sangre y tierra,
raíces, viento, y ningún blasón.
Antes de que el bien y el mal
fuesen anarquías auxiliares,
mucho antes de que, atemorizados,
huyéramos del naufragio
intentando acoplar nuestro paso al del universo,
antes, murieron la esperanza, la ternura
y negociamos la rabia.
¿Cómo aceptar, pues, que tu mirada
perturba mi revuelta,
que las palabras son las cosas
y tú el espacio donde moran?.
Ahogaste la rabia y copulaste
con la mentira y el amor,
conseguiste pétalos obscenos,
como cualquier milagro,
anillando la frescura
y el pronóstico que nos acorrala.
Qué más da que el tiempo, detenido,
descanse sobre tu frente,
que perdure la muchacha prieta
de desafíos y luces en la frente
violada por la luz de Modigliani,
como un motín de golpes,
afanes, trompetas y lunas.
La lluvia fina, las aldabas suaves,
los bordes de cristal y tu gospel
fueron constelaciones decadentes
que, todavía hoy, titubean
sobre la hechura triste de la trinidad y el aire solano.
Aún así, el candil de tu inocencia es un collage,
un estandarte que baila.
De un mismo origen divino, un día,
nos sumaremos con la roca, el agua y el aire,
hasta conseguir que lo justo devenga
en necesario, como los dioses y los recuerdos.