martes

JUAN GELMAN

El poeta argentino Juan Gelman, premio Cervantes 2007, ha declarado en el día de ayer:
"La poesía es pura creación. Yo no creo en el compromiso de la poesía, prefiero estar casado con ella, eso es mi vida. No sé por qué a los poetas les preguntan por la política y no a los políticos por la poesía. No milito en ninguna formación política. Sólo milito en las causas que defienden todo el mundo, como la paz en el mundo, o cosas así".
Tengo la impresión de que probablemente hoy, a algunos, se les ha caído una bandera de entre las manos. Suele suceder cuando se levanta una bandera ajena para causas propias..

miércoles

ARIEL CANZANI

Recuerdo que una noche, alrededor de las 3 de la madrugada, sentados en la mesa camilla de mi casa, seguíamos Ariel Canzani y yo hablando de la poesía y comentando la HISTORIA DE LAS LITERATURAS DE VANGUARDIA de Guillermo de Torre. Ariel, capitán de la marina mercante argentina, con amigos en cada puerto y una amplísima cultura, tenía el don de la palabra y era una delicia escucharle, apasionado siempre y profundo conocedor de cuanto se escribía por el mundo. Recién había aparecido un número de la revista que dirigía, CORMORAN Y DELFIN, con poetas de múltiples países y diversas lenguas.
Trataba Ariel de encontrar una explicación razonable de las múltiples variables y tendencias poéticas que aparecen y desaparecen, probablemente diversos caminos para llegar a una misma meta, de difícil acceso y todavía más difícil explicación. Después de varios whiskys, se me ocurrió contar una leyenda que mi gente cuenta para explicar este tipo de situaciones. Al parecer, fue en la plaza del pueblo; la banda de música animaba la fiesta, pero era ya de madrugada y la gente seguía con ganas de bailar y divertirse. Al terminar la última pieza, ni la banda había ensayado más, ni había partituras que no hubieran interpretado aquella noche. Hubo unos momentos de silencio. Uno de los músicos interrogó al Director:
-Qué toquem ara, mestre?.
El director meditó un instante y tomó una sabia decisión:
-La mateixa, però carregadeta de bombo.
Cuando se lo traduje a Ariel, empezó a reir y reconoció que el maestro de la banda de música, sin saberlo quizá, había definido perfectamente el vaivén de los ismos en el arte y la literatura.

lunes

ANTONIO MARTINEZ FERRER

El día 24 de Abril, el Poeta y amigo Antonio Martínez Ferrer presenta su libro EL GRITO DEL OASIS, en la feria del libro de Valencia. El día 25, aniversario de la Batalla de Almansa, de tan nefasto recuerdo para los valencianos, lo presenta en la Casa de la Cultura de Alzira, su ciudad y la mía. De Antonio Martinez ha dicho José Viñals:
“ Todo lo que en su persona y en su alma pugna por ser dicho o expresado, todo eso que es mucho y protuberante, ha buscado las vías altas de la poesía. Y las ha encontrado”. Una afirmación de que Antonio es un POETA (así en mayúsculas), con la que estoy totalmente de acuerdo.
De su libro publicado en 2003, RUMOR DEL PATIO, es este poema que reproduzco, al que por razones que él y yo sabemos, le tengo un especial cariño y respeto:

En la cabalgata de la muerte negra
el santo oficio, dolarizado,
guardaba las esquinas.
Salió el hombre a los espacios vacíos
y pretendió guiar su vida imposible,
la atadura del hambre le inmovilizó.
De nada sirvieron los ruegos...

Enhorabuena Amigo

martes

DEL SÍMBOLO Y LA METÁFORA

Alrededor del cuarto milenio antes de Cristo, la escritura fue pictográfica y figurativa. Para escribir faraón se hacía un dibujo del faraón en su trono con su cetro, el agua era una onda, el Sol un círculo, el león un león. Era una escritura eficaz para nombrar sustantivos concretos e inventariar y clasificar objetos y seres vivos. La misma figura servía para nombrar el león amenazador y la leona dormida.
El afán y la necesidad de simplificar y profundizar en las cualidades abstractas, los sentimientos y nombrarlos, al parecer, dio como resultado, 1000 años después, una suerte de taquigrafía. Era una escritura simbólica. Y con el símbolo nació la metáfora. Una palabra, un signo podía significar a la vez distintos significados, y al mismo tiempo podía descubrir aspectos y cualidades del sustantivo innombrables, cuando no desconocidas hasta entonces. Por supuesto, todavía no se sabía nada del Estructuralismo ni del Círculo de Praga.
El lenguaje se hizo poético y la consecuencia fué que algún poeta de la corte faraónica pudo hacer una inscripción en la pirámide de Keops con el siguiente verso: “La muerte es la sombra de la vida”.