lunes

EL CONTEXTO DE UNA POÉTICA POSIBLE.

A la hora de enfrentarse a un texto poético parece conveniente tener en cuenta, al menos, que: 1º-El poeta es coautor de un texto abierto, incomprensible si el lector no lo completa. 2º-Cada texto poético inaugura nuevos contenidos y crea nuevos significados. 3º-Todo texto poético miente respecto a la realidad de lo que muestra. Es una creación. Veamos tres citas al respecto.
La primera cita, de Michel Montaigne, dice así: "La palabra es mitad del que la habla y mitad del que la escucha।" Hace tiempo que tenía esta idea de que el lector, especialmente el lector de un poema, es también autor del mismo. Pero hace unos días, en una cordial tertulia con amigos poetas, músicos, dramaturgos etc, algunos generosamente leyeron algunos poemas míos en voz alta, y aunque no se debatió sobre los diferentes significados que cada poema encerraba, el mero hecho de oír lo que había escrito un día, con otra voz distinta, desde un centro cordial distinto, en un contexto distinto, me sorprendió tanto como si de un poema extraño, oído por primera vez, se tratase. Fue la confirmación de que cada uno de los poema leídos pertenecía tanto al lector como a mi que los escribí.
La segunda cita es de Yuri L. Lotman: "A cada uno la verdad se le descubre en la medida de su capacidad para contenerla." Más allá del contenido epistemológico que sin duda tiene la frase, a mí me interesaba destacarla no para resaltar la dificultad de comprensión que algún poema del libro pueda tener para algunos lectores, sino poner en evidencia que también la lectura de un poema, en muchas ocasiones, exige dotarse de un instrumental teórico como palanca que nos permita entrar más allá de la primera lectura, habida cuenta de que un poema, en tanto que texto poético, es una creación ex novo, en cierta medida, por más que el uso coloquial de las palabras, todas polisémicas, nos induzcan a lo contrario. Y nada pasa si no se entiende, alguno o muchos poemas. Un amigo, profesor de física, y yo, hemos llegado a respetarnos y querernos, a pesar de que ni yo entiendo nada de física quántica, ni él entiende por qué considero a Cernuda un gran poeta.
La tercera cita es de Umberto Eco: "Si un signo no sirve para mentir, en ese caso tampoco puede usarse para decir verdad." Más allá del significado semiótico al que nos induce Eco, en este caso pretendo que el lector atienda a lo que el poema le sugiere y no se deje encandilar por lo que el poeta propone. Entre otras cosas porque el poeta, como cualquier autor, es un farsante que nos cuenta emociones, imágenes o colores que probablemente casi nunca ha experimentado, como tampoco el actor que interpreta a la perfección a Ulises, estuvo nunca en Troya y apenas sabe por qué rincón del globo cae el mediterráneo oriental. Se trata, pues, de ver el poema en tanto que poema como una creación, por tanto algo distinto a lo conocido, y segundo reconocer la pretensión del poeta en ser, más que un notario, un mago.

viernes

BLUES DE LA CORISTA QUE NEGÓ A PICASSO Y SE ENAMORÓ DEL VIRTUOSO DE LA BALALAIKA, SIN PENSAR QUE NUNCA SUPO DEL OLOR DE LOS RECUERDOS.

“Tú ya no estás aquí ni tu saludo
llega a mí, peregrino. Nunca dos
veces el gozo se revela.”
Salvatore Quasimodo


¡Qué magia la del ritual del encuentro.!
Los colores apacibles que bailan,
y las verdades que nacen de otras
que nos maniatan el canto, la pena,
y atentan al orden de los recuerdos.
Tantas veces te abraza, tantas huyes
confundiendo caricias y sus reflejos
soñando en el exilio de tu mundo.
Cerca tienes miedo, lejos angustia.