viernes

EL POEMA COMO ATAJO.



De acuerdo con Mukarovsky, el poema más importante que en tanto que signo represente y simbolice una realidad, es que realice una mediación, un consenso cognitivo entre el emisor y el receptor, pudiendo adquirir una autonomía la palabra respecto a su significado en el habla. La consecuencia es que a mayor autonomía de significado mayor reducción de comunicación entre emisor y receptor dado el alto grado de unicidad que todo constructo, tanto emisor como receptor, son en sí mismo. Es lo que Mukarovsky distingue como la realidad ontológica que son el emisor y el receptor y la realidad intencional que establece el texto poético en un intento de aproximación comunicativa entre ambos y que en algunos casos puede tan solo reducirse a un conjunto abstracto de valores.

jueves

LAS VERDADES DEL BARQUERO.

Si como advierten las últimas corrientes psico-filosóficas no hay hechos, lo que hay son interpretaciones, sabemos lo que nos hacen o dejan saber. En la mayoría de casos la verdad que triunfa es la que tiene mayor apoyo del poder comunicacional, y éste, obviamente del capital, lo que presupone un mayor interés por parte de sus administradores. De ahí que el trabajo de la hermenéutica no deja de ser un tanto utópico respecto a lo que debería ser y mediante la deconstrucción del texto o signo de representación de hechos, debería de tratar de resaltar las contradicciones y exponer las posibles verdades, o decidirse por una, y que sea lo que dios quiera.

domingo

CHE SARÀ, SARÀ.

Y te rindes en pleno éxtasis con mi reclamo. Y todo parecen luchas 
latentes, misteriosas, que anuncian tantas miradas furtivas que vienen 
del futuro.No es que suframos un desajuste, será que todo cambia 
y en la próxima vuelta de la noria iniciaremos el tramo final. Así fue
siempre, cabalgasteis mis íntimos deseos, haciéndoos cómplices 
de las más grandes obstinaciones. Me hicisteis conocer la cara 
y la cruz del cuerpo sin importaros el dolor del desgarro de mis carnes, 
abriéndose para que cupierais, queriendo compensar el vacío que 
nos cegaba las carnes cuando se manchaban con el sabor del éxtasis virgen,
Bien: Al menos ya sabes que hay ocasiones, las menos, que soy tan fuerte
y diverso, tan otro, que parezco un sueño banal y feliz. Che sarà, sarà.