sábado

HACE TIEMPO QUE TE ESPERABA... -DIJO MARLOWE-.

Levantó los ojos hacia las estrellas y las estrellas
admiradas por tanta belleza perdieron pie
y rodaron por sus mejillas donde con envidia
las he visto oscurecerse
Ben Al-Labbana




Tan liviana como imprescindible,
ni cerca ni lejos, ni mar ni cielo,
mujer de mil deseos, aún dormida,
contrafuego del sexo blanco,
llegas desde el placer de la palabra,
como la sal mineral sobre el fuego,
huyendo hacia mis brazos,
como el alba en la noche, disuelta y cautiva,
como el beso de la joven madre viuda.
Perdidos los horizontes,
te acomodaste sobre mi tiempo y mi espacio,
serenaste los espejos, encendiste las vueltas
y al conjuro de tu sonrisa, religiosa y pagana,
abrimos el insomnio de las rosas negras,
me tomaste, te sumergiste paciente en mi vida
y quebraste la queja del viento,
huésped del gozo cansado de los sueños.
Un sortilegio del presagio fuiste.
Olvidado de tu piel, aturdidos tus tempranos
quiebros, me desplacé discreto
como la arena disuelta y cautiva,
enamorado del origen de tu vientre,
de tu largo mirar café,
de tus alargados deseos adolescentes.
Y aún reclamo la indulgencia de tus pechos,
tus aturdidos amaneceres,
la blanca constelación huidiza
del perfil de tus ojos fronterizos,
el gozo de tu sometida carne,
hasta tapiar los mares.
Y te espero, desnuda y sin raíces
sobre el lecho del río de la ruina y su parpadeo,
fraguada en los recelos y las distancias,
oliendo a manzana verde.
Y te amo porque miro donde todos miran
y veo lo que nadie ve.

5 comentarios:

ALMA dijo...

ufff,
que sed me amaneció en tus versos...

maravilloso como siempre...

un beso...

ALMA

Efigênia Coutinho dijo...

J.Garés Crespo
Desasido de tu piel, aturdido por tus tempranos quiebros, me desplazo
discreto como la arena disuelta y cautiva, enamorado de tu vientre,
de tu largo mirar café, de tus alargados deseos adolescentes...

No sei escreber direto el español, mas o intendo muy bien, enton, mis cumprimentos por ton ricos versos que leio acá en suo Blog, con admiracíon,
Efigênia Coutinho
Escritora
BRAZIL

Annabell Manjarrés Freyle dijo...

Ver lo que nadie ve
Los olores de las manzanas presagian buen tiempo..

También he leído mucho este poema, y sueño.

Vi Gawain dijo...

Qué bueno Raymond Chandler. Dicen que seguramente dio ese nombre a su personaje por Christopher Marlowe, el poeta y dramaturgo inglés. Qué grande. Para algunos estudiosos, Marlowe es quien está en realidad tras los escritos de Shakespeare. Pero todo eso es otra historia. :)

Tiene buen gusto usted.

Kay dijo...

¡¡Oh, dios mío qué poema tan bello!!