viernes

POR QUÉ PLATÓN EXPULSÓ A LOS POETAS DE LA REPÚBLICA.

"Deja de perseguir el lugar
donde aún florece la rosa tardía".
Q. Horacio Flaco.

Con el otoño llega el tiempo
de ordenar los vacíos y la palabra.
Si al menos, al final de la aventura,
volvieran, fugaces si quieres,
la sonrisa y el asombro,
tal vez, entonces, tuviéramos un respiro
en esta larga caminata, hoy sin norte,
siempre de vuelta, sombra de la luz.
Deberíamos, un día de estos,
hablar del obligado exilio,
de la nostalgia y las mareas,
antes de zarpar hacia el desarraigo.

6 comentarios:

Jesús Aparicio González dijo...

La sonrisa y el asombro vuelven donde una mirada atenta hace crecer la primera caléndula.
Buen poema amigo,
mis felicitaciones.

Carminera dijo...

¡Magnífico! ¡Qué bien encontrar a alguien de mi territorio con tan buen pulso escritor!

Leonardo dijo...

Con el otoño llegan muchas cosas de éstas, sí. O con los otoños... un poema colgado del vacío, de las nostalgias, del desarraigo. Terrible otoño! Poemas que me llegan personalmente
Un saludo

Annabell Manjarrés Freyle dijo...

Qué belleza de poema!!

"Deberíamos, un día de estos,
hablar del obligado exilio,
de la nostalgia y las mareas,
antes de zarpar hacia el desarraigo"...

Hay una mirada sabia en tus poemas, te he visto en sueños con pelo blanco, te he visto como joven rebelde, he visto también soñando...

Muchos besos

Felipe Sérvulo dijo...

Un placer reencontrarme con tus escritos.

Luzdeana dijo...

Me ha encantado tu poema, y me ha llamado a leer otros anteriores.
Saludos.