martes

OTRA NOCHE MÁS, JOYCE.

“El día conjura los dioses blancos de las tinieblas”
Leopold SSenghor

Aún no era tiempo de que cada cual despertase del sueño anochecía hubo que vivir con el alma puesta gatear por los besos beber llantos mirar al horizonte trufar risas confundirnos con el paisaje gris nos mecimos en la dádiva opuesta del burdel milenario macerados como hijos de la tierra prometida cada cual se descarrió como pudo tratando de desvencijar los sueños sin saber qué nos hizo singulares tuvimos miedo de la angustia anónima vagabundos por tus alrededores y cabalgamos al genio de umbría hasta encontrar el límite el delirio

2 comentarios:

Jon Jonenjur dijo...

Si te soy honesto, creo que la gente no te deja comentarios porque les intimida la poesia tan elaborada. Pero tu talento es indiscutible, que duda cabe, este en particular me parece soberbio. Un cordial saludo, Jon...

Joy dijo...

Muy,muy bonito!