lunes

PUNTO DE INFLEXION

Hay ocasiones en que parecemos diversos,
otros pero idénticos, nunca el doble de nosotros mismos.
Buscamos el equilibrio, cansados de la lucha
fratricida entre tantos como nos da a elegir
la voluntad de ser. Pobre intento de dar un perfil fácil.
Nacemos y navegamos sujetos por los mitos de la tribu
buscando nuestro secreto, sin orillas, ni principio, ni final,
descansando apenas sobre un fragmento de tiempo informe,
buscando un límite, Así, desnuda y cubierta, llegaste,
sin fronteras, inmensa y sin perspectivas.
Ni una pilastra, ni un frontispicio donde anclar la mirada.
Noche y día solo eran escenarios para tus ojos,
lo demás, galaxias, esferas cóncavas, imágenes equívocas
perdidas en la plenitud del páramo disperso.
Fuimos desubicados en la pirámide del tiempo,
perdimos el pulso, diluimos la correspondencia,
el común beso pretendiente devino particular
y confundimos la arbitrariedad del deseo con el artificio.
Sin pretenderlo, la historia fue más que el álamo solitario,
que la palabra cercana. Mientras, la vida fue sucediendo,
sin saber qué moría ni hacia donde renacíamos.
Aturdidos, suavemente relegados, en espera de destino,
mientras una pavana gallarda nos mantiene vivos.
Lo dicho: somos un tenue desplazamiento del vacío a la nada.

1 comentario:

TOMÁS dijo...

Con esa última frase no hay quien se resista a dejarte un comentario y a agradecerte que me hayas seleccionado para tus enlaces.
Soy Tomás, Trópico de la Mancha.
Saludos.
http://tropicodelamancha.blogspot.com