miércoles

YURI M. LOTMAN Y LA CRITICA

En estas semanas, con motivo de las distintas ferias del libro, aparecen lo que se viene mal llamando críticas de libros. Generalmente tan pobres que apenas van más allá de dar noticia de su aparición. Probablemente es lo que se pretende. Pero no deja de ser decepcionante.
Habla en diversos textos Yuri M. Lotman de que toda obra literaria y más concretamente un poema, es una estructura cuya composición genera una idea o varias, las cuales son inconcebibles al margen de la estructura misma del poema. Disuelve así la vieja separación entre forma y contenido de un texto. La necesaria existencia de un intermediario común entre autor y lector, el lenguaje, adquiere en el poema una transmutación, o lo que Lotman llama transcodificación y que refuerza el valor del universo semiótico independiente que todo poema es y que en algunos autores aboca a un metalenguaje propio. El universo poético propio de un poeta
En cualquier caso y como ya había señalado R. Jakobson respecto al doble código que toda obra literaria pretende, en tanto que sistema de comunicación, uno que codifica el mensaje (autor) y otro que decodifica (lector), parece evidente que la inmensa mayoría de las críticas que suelen aparecer en prensa y revistas especializadas, no son, en absoluto, lo que podríamos decir claves para acceder al código y estructura de cada obra, sino meras diatribas o alabanzas, según la simpatía o antipatía del comentarista, mediante los tópicos de un argot habitual que lo mismo sirve para un roto que para un descosido. Lamentable.

No hay comentarios: