domingo

EN EL URINARIO.

Cada vez es más incierto que la historia nos enseña a vivir.
Durante centenares de siglos nos habéis hablado del mundo,
de cuanto nos rodea y desconocíamos. Iniciamos así
un largo camino hasta saber las formas y las entrañas
de todo lo que nos podía interesar para sobrevivir.
Desde el más distante punto de luz del infinito universo
hasta esta pequeñísima bacteria que me contempla,
asustada, por si meo encima y provoco su diluvio universal.
Todo lo habéis perfectamente ordenado y cuantificado.
¿Y os asustáis si ahora nos miramos, hablamos de nosotros,
y nos preguntamos: quién soy, qué hago aquí, a qué he venido
y dónde voy? Se diría que sois dioses. O puede que solo amos.

1 comentario:

Mamen dijo...

Cuestionarse lo establecido es... peligroso.
Un abrazo.